Una de cada 7 personas en el mundo se mueve tanto dentro como fuera de sus fronteras en busca de una vida mejor. La gran mayoría de estas personas (que no necesariamente deben ser migrantes forzosos) busca nuevas oportunidades en Europa. Pero pese a que las tendencias geopolíticas llevarán a estos movimientos migratorios hacia el continente asiático a partir de 2020, los territorios europeos viven hoy en día lo que algunos llaman ‘crisis de refugiados’.

Gran parte de las personas que solicitan asilo en los estados europeos proceden de una larga lista de países en conflicto que pese a ser mencionados reiteradamente en todo medio informativo, siguen siendo irrelevantes para nuestra agenda. Pero la cobertura mediática de esta crisis ha obviado algunos hechos que merecen ser catalogadas de ‘relevantes’. Al menos porque toda vida humana lo es. O debería.

65 millones de personas en el mundo son migrantes forzosos, es decir, que huyen de sus hogares a causa de un conflicto. De esta cifra, unos 24 millones son considerados solicitantes de asilo o refugiados. Todos los demás -más de 41 millones- son desplazados internos.

Estas cifras fueron presentadas por el director del Comité Catalán de ACNUR, Joan Reventós, hace semanas en una conferencia de ‘Federalistes d’Esquerres’ acogida por el Col·legi de Periodistes de Catalunya, en Barcelona. Tales números son, evidentemente, alarmantes. Pero hay unos individuos que la Convención del Refugiado de 1951 ha obviado, y es el llamado ‘refugiado climático’.

El refugiado o migrante climático es aquel individuo que por padecer las causas directas del cambio climático (sequías extremas, inundaciones, aumento del nivel del mar), se ve obligado a abandonar su hogar en busca de otro lugar donde poder subsistir. Cada año, 26 millones de personas se convierten en desplazados climáticos, lo que comporta un total de 184 millones en la última década. Desde 2008, cada segundo que pasa, una persona se ve obligada a abandonar su hogar por la imposibilidad de conrear sus campos, beber agua potable o resistir las altas temperaturas.

Zonas calientes e inestables

Los llamados ‘hotspots’, o puntos calientes, son aquellas regiones que más son afectadas por las consecuencias directas del impacto que ha tenido el ser humano en el globo. ‘’Las mismas zonas donde se estaban produciendo conflictos, grandes desastres y situaciones muy complejas para la población, en el futuro también vivirán con todas las consecuencias del cambio climático’’, explicó Reventós. La gran mayoría de estas regiones se encuentran, como es de esperar, en países en vías de desarrollo, muy alejados de los grandes centros industrializados del hemisferio norte. Por este motivo, muchos expertos creen que en el futuro habrá una gran mayor presencia de conflictos por el agua y otros recursos básicos en países que ya son inestables.

nclimate1236-f1
Principales zonas calientes. Fuente: German Advisory Council on Global Change

Gonzalo Delacámara, director académico del Foro Económico del Agua y también conferenciante en el acto, declaraba: ‘’se ha establecido entre la ciudadanía europea, una percepción de que Europa vive una crisis de refugiados, cuando mi sensación es la contraria, que los refugiados padecen la crisis de Europa’’. Además, ‘’tendremos que entender que en algún momento va a producirse una explosión de desplazados forzosos en países donde no necesariamente tiene que existir un conflicto bélico’’.

Como explica el especialista, el problema no se encuentra en el cambio climático en sí, ya que siempre ha existido y siempre existirán los cambios climáticos en la tierra. El problema reside en la creciente velocidad de estos cambios, provocados en mayor medida por la aparición de hombre. De este modo, aparecen problemas nuevos como el aumento del nivel del mar que pueden afectar a las islas del Pacífico, pero ‘’la mayor parte de los problemas graves que van a provocar desplazamientos forzosos no son nuevos’’, expuso Delacámara, como la sequía o las inundaciones. De este modo ‘’el cambio climático los cambia de escala e amplifica el impacto de esos problemas, los refugiados son el resultado de verdaderas calamidades humanas’’.

iwmi-location-map-on-water-scarcity-map-750
Mapa sobre la disponibilidad global del agua. Fuente: International Water Management Institute

Las iniciativas

Para dar respuesta a las cada vez más crecientes cifras de desplazados y refugiados climáticos, existen diversas iniciativas. Una de ellas es Nansen, nacida en Suiza y Suecia y de la cual forma parte ACNUR. La iniciativa Nansen se basa en proyectos de cooperación para llegar a un consenso general y afrontar los problemas de las migraciones climáticas. En 2015, publicaron un informe cuya conclusión era que los estados, de manera voluntaria y solidaria, deberían dar tarde o temprano una respuesta a la situación de los refugiados.

Por otra parte, también existe en Plan de Reubicación Planificada, basada en el hecho -también remarcado por Reventós- de que la mayoría de movimientos migratorios con motivo del cambio climático se producirán dentro de las propias fronteras y, por lo tanto, deberán ser los estados más desarrollados los que tengan la obligación de ayudar a los países afectados. Por este motivo, Joan Reventós defiende que habrá que ‘’buscar soluciones de responsabilidad y de solidaridad dentro de los propios estados’’.

El economista, investigador y coordinador del Grupo de Economía del Agua coincide con Reventós en que ‘’la causa o el origen que provoca estos desplazamientos forzosos no es tan relevante como el hecho que se producen estos mismos desplazamientos’’ y que las soluciones tienen que ver con un cambio mental, unos objetivos que debemos marcarnos como sociedad, pasar de la idea de ‘’caridad a la de ciudadanía y trascendamos las intervenciones individuales para buscar intervenciones colectivas’’ así como superar las fronteras administrativas que impiden solucionar problemas globales como lo es el cambio climático.

Porque al final y citando a Gonzalo: ‘’La responsabilidad es estrictamente nuestra, no de clima’’.

Enlaces de interés:

Iniciativa Nansen

German Advisory Council on Climate Change (en alemán)

International Water Management Institute

Los refugiados del Clima: Hacia una solución global (Conferencia)

Joan Reventós: El efecto del cambio climático sobre los refugiados

Gonzalo Delacámara: El cambio climático y los refugiados del clima

NOTA: LA FOTOGRAFÍA UTILIZADA ANTERIORMENTE ES DE H.CAUX (UNHCR). SU UTILIZACIÓN NO PERSIGUE BENEFICIOS ECONÓMICOS Y TODOS SUS DERECHOS PERTENECEN A SUS RESPECTIVOS PROPIETARIOS.

 

 

Anuncios