medico valenciano
Niño sirio atendido en un hospital. AFP

Alejandro Vázquez, médico especializado en cirugía cardíaca pediátrica del Hospital de la Fe de Valencia participa en una misión médica para operar a niños refugiados en los campamentos que rodean Ammán, la ciudad de Jordania.
Millones de refugiados que escapan de la peligrosa situación que viven en sus países se desplazan a estos campamentos donde lamentablemente la situación es muy precaria ya que no disponen de muchos recursos para poder sobrevivir ni poseen una atención médica correcta.  “Jordania tiene unos 5 millones de habitantes y no puede hacerse cargo de la atención de un millón más de refugiados, por eso estas actuaciones son imprescindibles”, señala el doctor Vázquez. La mayoría de niños que han atendido sufrirán a largo plazo una insuficiencia cardíaca, Vászquez está acostumbrado a este tipo de operaciones en el Hospital de Valencia pero las familias de estos niños refugiados ven este acto generoso como una bendición.

Esta colaboración ha podido realizarse gracias al apoyo y selección de médicos jordanos que son los únicos que pueden acceder a estos campamentos. Así mismo gracias la colaboración de Tomasa Centella, cirujana pediátrica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y presidenta de la sociedad Española de Cirugía Torácica Cardiovascular. Centella, se puso en contacto con la ONG francesa La chaine de l’ espoir, y así ha  podido dirigir al equipo de profesionales en Jordania.

A día de hoy, se han podido reparar 13 corazones de niños con graves malformaciones todas las operaciones se han realizado en el Garden Hospital de Ammán, un centro privado que posee un nivel de hospital europeo, comenta Centella. El objetivo de los médicos es seguir colaborando con la ONG francesa y poder así formar a más profesionales y volver a trabajar en Jordania.

NOTA: La fotografía utilizada anteriormente pertenece a la agencia AFP. Su utilización no persigue beneficios económicos y todos sus derechos pertenecen a sus respectivos propietarios.

Anuncios